lunes, 15 de noviembre de 2010

Drogadicción en niños

Hay niños entre nueve y diez años de edad que ya son presa de la drogadicción y el alcohol, debido muchas veces de una desintegración familiar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la mayor parte de los niños de calle que hay en todo el mundo consume alcohol y drogas para contrarrestar su estrés, dolor y sufrimiento.
Según estadísticas oficiales, se sabe que en la Ciudad de México, viven o están en la calle entre 13 y 15 mil niños y niñas permanentemente. De ellos, aproximadamente el 97%, consumen drogas de manera ocasional o habitual. El mayor consumo es de inhalantes, aunque también es frecuente la marihuana y la cocaina.


La mayoría de niños drogadictos provienen de familias disfuncionales. Son niños que se sienten solos, frustados y tienen una carencia afectiva muy considerable. Los niños de la calle sienten un deseo de evasión muy grande y no les hace falta complicarse buscando drogas caras. Pegamentos y derivados cumplen su meta: les quita el hambre, los despiertan, generan euforia y alucinaciones ocasionales.



Existen muchas sustancias que pueden ser usadas como drogas inhalantes: pegamento, cemento, aerosoles, disolventes...  todas ellas son altamente tóxicas. Su consumo tiene serias consecuencias para la niñez y, a largo plazo, puede afectar a los pulmones, produce daños irreversibles en el cerebro y en los riñones, un deterioro en la salud en general.

Los niños y adolescentes que se drogan tienen motivaciones distintas, abusan de sustancias diferentes y viven situaciones complejas propias de su edad. Por ello, intentar sacarlos de la drogadicción y rehabilitarlos, requiere de una intervención distinta a la estándar que se pueda ocupar con los adultos.
Es importante involucrar a los medios de comunicación en la difusión de información para al prevención y que participen con las escuelas, servicios de salud y la comunidad en general.
El problema es muy serio ya que afecta a un sector juvenil muy influenciable. Se ha de hablar con los niños para que comprendan que los inhalantes no son drogas y qué daños irreversibles que se producen en su organismo.
El no hablar de este problema, ignorar o negar su existencia, favorece su crecimiento.

5 comentarios:

  1. Hola Sarai. Enhorabuena por tu blog.
    Las entradas que has publicado son interesantes.

    Viví en la ciudad de Guatemala por 4 años. Pude ver a cientos de niños adictos a las drogas inhalantes. Muy triste.

    Puedes visitar mi recién inaugurado blog:http://tecno-aprendo.blogspot.com/

    Suerte para los exámenes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sarai.El tema de tu blog no podía faltar en un trabajo de educación social. Los niños y sus derechos son fundamentales en la sociedad.

    ResponderEliminar
  3. como puedo ayudar a mi hija que por primera vez se le "ocurrió inhalar" solvente. tiene doce años, y en casa es un tesoro,se le a dado toda la información sobre estos temas y mas.como no sentir miedo cuando tu cres que has echo lo posible porque tengan todo,amor atención,tiempo para ellos. como hago para que esto no cresca?

    ResponderEliminar
  4. todo eso es importante para todos

    ResponderEliminar